blog twitter
EL ALMA DE COLORES

1098504_10153141196755394_2062562660_n

Así como las empresas tienen su imagen corporativa, con una misión, visión, valores y esas cosas, me he dado cuenta de que las personas también deberíamos saber eso de nosotros mismos, de dónde venimos, cuál es nuestra misión y nuestros valores… pero a veces vamos por la vida y se nos olvida y nos desenfocamos. Ya ni sabemos quiénes somos. Últimamente he trabajado en eso en mi ser. Intentando saber a dónde voy y de dónde vengo y ayer por la noche me llevé una sorpresa muy grande.

 

Resulta que nunca me pierdo las Galas del Mariachi cada año y este siendo el país invitado España y yo teniendo de visita a un Madrileño me lo llevé al Teatro Degollado.

 

1175263_10153141196255394_882721106_n

LA GUAPÍSIMA VERO DEL CASTILLO ES LA PRESENTADORA OFICIAL DEL ENCUENTRO.

Nuevamente la Filarmónica de Jalisco estaba presente, de ellos recuerdo a la señora de pelo rosa fresa que siempre está. Entonces me acordé cuando los escuché ahí en el teatro, casi un año antes cuando iba a entrevistar a Alondra de la Parra y por petición de ella sentó a la reportera, o sea yo, en medio de la orquesta. ¿Saben lo que es eso? Uno de esos momentos mágicos que cuentas años después en una mecedora o como la viejita de Titanic y lo revives y lo disfrutas eternamente.

 

Esos momentos de felicidad son como píldoras de alegría que probablemente te innovan… es que esos momentos son… son… inolvidables y a transformadores. Influyen en la vida y te recuerdan quién eres.

1280469_10153141222300394_820926498_n

Ayer sabía que iba a ser un momento de esos, pero no medí las dimensiones y la felicidad se me salió de las manos. Reconozco a los mariacheros de cada año (mi favorito es el del mariachi Vargas de pelo negro que siempre lo ponen a cantar la canción del pastor y se avienta un grito de 4 minutos y le aplauden). Y verlos otra vez en el mismo escenario pero decorado diferente y sentarte en el Degollado te provoca algo que yo llamo “contentismo”.

 

Como ya lo mencioné España es el país invitado de este año entonces se le rinde homenaje y yo iba nada más y nada menos que con un amigo madrileño que está de vacaciones en tierras tapatías. Así las dos culturas nos sentamos y escuchamos a Julio Iglesias con mariachi, a las canciones típicas que nunca se olvidan como el son de la negra y las románticas como reloj no marques las horas. Escucharlos en vivo y con el recinto sin ninguna silla desocupada me enchinó la piel y me provochó una revelación: Es bonito recordar de dónde vienes, cuáles son tus raíces, quién eres, lo mexicano de nuestra cultura, el alma de color que poseemos por ser mexicanos y las tradiciones que circulan dentro de nosotros y así comenzó cielito lindo. Cuando empezó recordé las veces que entrevisté a varios talentos mexicanos como Checo Pérez quien decía que escuchar el himno nacional en otro lado del mundo por haber ganado era algo indescriptible, o Ximena Navarrete que ama escuchar justo esa, cielito lindo, ahora que vivió fuera de México.

 

En eso me llegó un mensaje en el celular y era mi prima diciéndome: Espérate que te tengo una sorpresa. ¿Sorpresa? Ya habían tocado la canción de Santa Lucía y pensé que era esa y me dijo que no, que había otra mejor. (Es que mi prima organiza las Galas y cada año me invita… gracias Cris).

564416_10153141196490394_1281163347_n

Cuando la escuché ahora sí se me puso agua en los ojos: Mocedades con mariachi. ¡SOY MEGA FAN DE MOCEDADES! “Como una promesa, eres tú, eres tú….” “Eres la otra España la que huele a caña…” y “Tómameeee o déjame….” Eso, tocado por el mejor mariachi del mundo: El Mariachi Vargas de Tecatitlán.

 

Conectarse con lo que perteneces es definirte. Es recordar lo que eres, lo que te describe, lo que te hace ser. Ver tantos matices, alegría y folclor en el escenario me hizo pensar que todo mexicano tiene, como ya lo dije, el alma de colores.

 

Por eso me quedé sin palabras para explicar lo que se siente ir a las Galas, pero ¡Hey! Quedan todavía unos días y si estás en Guadalajara puedes ir. Por mi parte salí de ahí sintiéndome la mujer más orgullosa de su país y con ganas de contagiarlos de que re descubran la magia que es ser mexicano y la sorpresa que te llevas al entender que sólo sabiendo de dónde venimos definiremos a dónde vamos. Listo, ya lo dije.

 

 

 

SÍGUEME EN MIS REDES SOCIALES

Twitter: @lucialadeflor

Instagram: @lucialadeflor

Facebook: /lucialadeflor

web: www.lucialadeflor.com

1 Comentarios imprimir Imprimir

EL AMOR NO ES CIEGO

Para los que no sepan, todos los días escribo “¿Cómo amanecí?” en mi fanpage de Facebook… es algo así como el escrito de abajo, después pensé que mis lectores de Quién tal vez no lo saben, por lo que les dejo mi link a la página de facebook y les publico este para que vean que siempre después de decir cómo despierto pregunto ¿Y cómo amanecieron ustedes? Es algo así para tener un contacto cercano con mis lectores… así que les dejo el link y el “¿cómo amanecí?” de hoy… vale?

LINK DE FACEBOOK: https://www.facebook.com/LuciaLaDeFlor?fref=ts

9adfdbe578336c1a9d010439d890a70a_large

Amanecí pensando en esa curiosa situación del tiempo y el espacio. Si no combinan dos seres humanos en el mismo tiempo y espacio no pueden verse. Igual pasa con las almas, si no combinan en ciertas dimensiones espirituales tampoco pueden encontrarse. Tal vez una vea a la otra pero la otra no note su presencia. Porque coincidir no es un verbo fácil, es una explosión mágica. Porque puede que coincidas en tiempo y espacio pero no en ganas de querer estar ahí y un sin mil de combinaciones que marcan la diferencia entre los que se quedan y los que se van. La cuestión de esto es que no puedes forzar las cosas y desesperarte porque querer que la otra persona te vea, créanme es un trabajo inútil, podrás levantar las manos, brincar, gritar, o intentar devolverle la vista por algún medio, pero, ojo, esa alma si tiene vista, es sólo que no te ve a ti… o peor aún, lo hace y decide ignorarte.


Si eso pasa, debes aceptar saberte invisible, pero alégrate, es sólo ante sus ojos. ¿Que te queda? esperar por alguien que desee encandilarse de ti. ¿Consejos? No culpes a esa persona por estar ciego, no está ciego sólo no te ve a ti y no busques ninguna razón aparente. Piensa que “no coincidieron” y no te aferres a la esperanza de que algún día suceda, porque si brincaste lo más alto que pudiste, le pusiste sus manos en tu cara y trataste de describirle lo que eras y aún así no supo quién estaba enfrente y lo que estabas dispuesta a acurrucarte, ni un truco de magia lo lograría. Por más que quieras darte a manos llenas, tus manos se quedan vacías cuando la otra persona no quiere recibir nada de ti.

Lo importante es reconocer que no te vieron y ¿Qué nos toca? Afinar los ojos, vivir procesos que nos vuelvan más sensible para no ser ciegos… porque entre esas almas que rondan por el mundo, una de ellas, confío, tiene unos deseos tan grandes de coincidir conmigo que tal vez sólo está esperando a que no sea ciega, por estar pensando en el alma que no me vio. ¿Tú cómo amaneciste?

0 Comentarios imprimir Imprimir

Manual para salir del hoyo.

- Cuando estás en el hoyo, allá abajo, dicen que hay un trampolín,

dicen… y vuelas. (Digo yo, a mí me pasó)… Los quiero lectores.

@lucialadeflor

 

Captura de pantalla 2013-04-22 a las 11.48.49

 

Estaba jugando con la luz, movía mi mano alejándola de la pared y luego la volvía a acercar. Pasé así quince minutos. Tratando de pensar sólo en eso, mi mano. Entonces recordé las veces que he hecho algo así, un ocio bonito que obviamente se olvida como todo… ¿Por qué hay cosas que se olvidan?

 

Ese momento con mi mano era tan especial que jamás lo olvidaría… pero sé que sí. Entonces pensé ¿Nosotros decidimos qué olvidar o cómo es que la mente guarda lo que se le antoja?

 

Recordé mi infancia, cuando con cinco hermanas en un mismo baño una se bañaba otra se secaba el pelo otra sentada en el lavabo se cortaba las uñas… hace tanto tiempo de eso que parece que se me olvida…

 

Recordé cuando el teléfono sonaba porque no habían celulares, en aquel verano cuando estaba enamorada de un niño del Ciencias -jamás diré quién- y me dolía salir de vacaciones sólo porque serían dos meses sin verlo… ¡Sufría! ¿Cómo es posible? ¿Cómo resistiré tanta tortura? – Teenagers…-

 

Entonces pensé. A que la vida, decide guardar cosas tan extrañas en esta USB del cerebro que parece no se llena pero encierra en folders las cosas para que salgan sólo cuando las necesitamos o cuando masoquistamente decidimos atormentarnos con ellas.

 

Hoy necesitaba eso, acordarme de que en la vida he tenido cosas tontas por las que me preocupo como el tonto niño de la escuela y mis dos largos meses de sufrimiento que de verdad, me río de lo innecesarios que fueron y me lastima pensar que una niña de esa edad desperdiciara su verano soñando con encontrárselo.

 

Que inútil sufrimiento. Qué simple veo ahora las cosas. Todo es cuestión de pensar así, cuando estoy “blue” no debo olvidarme jamás de los días felices, de las veces en las que el dolor se convierte en algo estúpido o algo para reír. Entonces pensé en todas esas anécdotas que fueron un trauma y ahora son tema de sobremesa y las cuento con un tono de chiste y logro mi objetivo: hacer a todos reír con algo que me causó tanto dolor.

 

Como cuando olía a gas en mi casa y mi papá y todos pensaron que iba a explotar y salimos corriendo – Kina mi hermana con una jarra de agua en la mano queriendo apagar el posible fuego – no saben lo chistosa que se veía – y todos corriendo a la calle. Ahora es una leyenda familiar que nos define y a todos nos bota de la risa.

 

En fin… las perspectivas de la vida son divertidas, si nosotros mismos vemos un mismo hecho de diferentes ángulos, cuando nos cargue el payaso ya vamos a saber que un día nos vamos a reír… sólo que ahorita no nos haga nadita de gracia.

 

Pero eso sí les voy a decir que la clave para superar esos momentos que nos carcomen y no tienen nada de simpáticos – en ese momento -  hay tres cosas a las que siempre me aferro y las comparto como un pequeño manual de supervivencia mientras estamos “en el hoyo” No soy experta en el tema de manera profesional pero come on! Estoy segura de que te van a servir… creo… ¿Los leemos?

 

1.- NO TE OLVIDES DE TU AMOR PROPIO. Si no me chiqueo mientras estoy así, trato de calmarme, de darme sobaditas, de respetar mi humor, de no dejar que los malos pensamientos me dominen, de creer en mi capacidad para salir de esto, en confiar en mí, entonces no seremos personas, sino víctimas y las víctimas son también personas pero con la cualidad de que no saben echarse en el lomo la talacha y prefieren decir algo como ¿Por qué Dios mío? Créanme conozco muy bien a las víctimas, a mi me encanta convertirme en una cuando siento que ya no puedo… así que podría describirlas perfectamente.

 

2.- REPITE CONMIGO “SOLITO NO PUEDO”. Ahí tienes a Robin atrás de Batman, a Pituca y Petaca, a Patricio siguiendo a Bob Esponja… porque nos necesitamos y cuando más tristes estamos más ciegos nos volvemos y todo nos abruma y un amigo que ve las cosas de afuera, tiene mejores frases que decirnos que nuestro culpabilizador subconsciente. Se vale levantar la mano y decir ¡Ven a mi casa! – aunque no sea (esta navidad jajajaja fue un chiste) – Se vale pedir ayuda porque encerrarnos en nuestra cárcel cuando justamente nuestra mente no es nuestra mejor aliada a veces puede volver las cosas más grandes de lo que son y peor aún, nos embotellamos en la soberbia de no buscar diferentes verdades, lo que ven los amigos, lo que ve la tía que subestimas, lo que ve alguien más que no sea tu testaruda cabezota…

 

3.- Y LA MÁS IMPORTANTE: NO PIERDAS LAS ESPERANZAS EN LOS DÍAS FELICES. Aquí es cuando agradezco a mi madre de no haberme cumplido cuanto capricho se me venía en gana: ¡Quiero esa Barbie! ¡Esa Barbie! ¡Justo esa mamá…! Si mi mamá me la hubiera comprado hoy estaría también aferrada a cosas o personas sin abrirme la posibilidad a que tal vez esa Barbie no me haga tan feliz y pueda jugar con mis propias narices en lo que ahorro por una, porque ¡ey! somos diez hermanos y todos merecían un juguete. A lo que voy es que aquí entra la madurez a relucir… la apertura de dejarte moldear un poco por la vida, de aprender a “”··$/·$%&·tazos” como dicen algunos hombres, que groseros ajajaja.

 

Dejar que la vida tome las riendas de cuando en cuando y no ser la niña caprichuda de la peli de “Willy Wonka y La Fábrica de Chocolate” que quería una ardilla…

 

Desgraciadamente si nos aferramos y no entendemos que en la vida lo único constante son los cambios, no sabremos adaptarnos a los nuevos ecosistemas que nos ofrece el destino – cruel o como quieras verlo – Si nos cerramos a que sólo había una salida, si dejamos de ver lo que tenemos por aferrarnos a lo que perdimos, si aumentamos nuestro berrinche hasta tener la mentada Barbie, no sabremos aprender a que la vida es abrir los brazos y dejarte poseer por el destino y darte cuenta cómo el mismo destino te deja que tomes el control. ¡Hey Lucía yo te quité esto pero si quieres puedes hacer algo y recuperarlo! Y decidir “Gracias destino pero así no quiero que pasen las cosas”. Y que te conteste “eso Chía, de hecho esperaba que lo dijeras porque te tengo algo mejor pero espérate poquito…”

 

-       Oye Lucía te dejé unas amigas en el refri… – Perdón, es que estoy imaginándome al destino como una mamá cuando se va  una tarde con sus amigas y te deja sola pero no te abandona… – Regreso en la noche pero hay amigas en la despensa, amor propio en el microondas sólo para que lo pongas a calentar y te dejo mi celular para que me marques cualquier cosa, beso en la frente y nos deja solos.

 

¿El destino es cruel? No, nos deja participar en el Plan Divino y que le agreguemos cuanto ingrediente nos venga en gana. Así que si estás en un momento difícil probablemente se te antoje echarle un poco de sufrimiento a esta revoltura que al parecer será un pastel horrible. O…. (me encanta la palabra o, porque significa que hay otra opción) O, dejarte abrazar por la tristeza y tomarla como una cobijita que te ayudará a entender mejor la vida.

 

Los aprendizajes que vienen de los “$·$%·tazos” son letalmente eficientes, nos moldean, nos hacen encontrarnos más con nosotros mismos, nos enfrentan, nos vacunan contra posibles próximos enfrentamientos del mismo timpo donde decimos “esta ya me la sé” y eso nos hace pensar que somos más fuertes, más grandes y más capaces y cuando la felicidad vuelve a nuestras vidas, ¡Dios mío! nos sabe más rico y ese es el premio para los que lo logran… ¿Logran qué? Eso, aprender del dolor y volver a ser felices.

 

Así que aquí te dejo mi “Manual para salir del hoyo” escrito en menos de media hora, mientras escuchaba ópera y esperaba a que dieran las… hey! Ya es hora… tengo que irme a una entrevista. Seguramente suba este escrito cuando regrese porque tengo que leerlo antes de subirlo con eso de que de repente hay “faldas de ortografía” Besos cara de papas… los quiero lectores… comenten, rían, compártanlo y acuérdense que Celia Cruz no estaba tan equivocada con comparar a la vida con un carnaval… No lo revisé porque quería subirlo ya, los quiero pulgas. J

 

8 Comentarios imprimir Imprimir

LAS MUJERES Y SU DERECHO A CREER EN LOS CUENTOS DE HADAS

Por Lucía la de Flor.

Síganme en twitter @lucialadeflor

facebook: http://www.facebook.com/LuciaLaDeFlor

 

Es un poco incómodo para mí ser una persona desorganizada como para contestarle a todos sus lectores. Personas que realmente son famosas lo hacen y yo que a penas tengo unos mails me hago bolas y luego leo lo que me ponen y se me hace algo tan lindo y tan importante que digo “lo contesto con calma” y la calma nunca llega.

 

Así que resumiendo las historias que me han contado y lo que he leído les contesto de esta manera general que aunque poco personal lo hago porque es mejor que quede hecho a viva en el mundo de los hubieras. Prometo mejorar. Comenzamos.

 

 

-       No creo que por haber encontrado el amor y esté hoy más feliz que nunca me olvido de mi mundo #foreveralone donde por todas las redes sociales me quejaba de que los príncipes azules estaban en huelga. Al contrario, hallarlo me hace ser la prueba de que una persona después de seis años sin relación aparente obtiene lo que imaginó, o es más, algo “más mejor”. El problema, cuando me preguntan, es que no todas son capaces de recorrer el arduo camino que se requiere para que cuando esté frente a ti lo sepas. Ni yo me consideré capaz…

 

Estaba a media entrevista respondiendo eso  cuando pensé en mil y un cosas. De hecho, había olvidado la pregunta, no sé si la había contestado o más bien le había sacado grito a mis ganas de informarle a todas las mujeres que sí se puede pero se tiene que luchar.

 

Por que es un hecho que aunque tengamos sueños personales y una vida llena de satisfacciones y éxito, a todas se nos cuecen los chayotes por un vato. Desde Selena Gómez quien dice encontrarse “felizmente soltera” – Me cae si no le llora a Justin cuando escucha su propia canción – . ¿Conclusión? Todas sufrimos en nuestra trinchera.

 

Pero el punto no es aceptar que queremos a alguien a nuestro lado sino no rendirnos cuando no lo encontramos. Es algo así como un conquistador que ve pura agua todos los días, y de repente se topa con un pedacito de tierra y se emociona, pero no es el destino final sino una simple isla, espero hayan entendido esa metáfora que hace alusión a algo que siempre digo: “Lo malo de estar con el error de nuestra vida, es que el amor de nuestra vida pasa de largo…”

 

¿Cuál es la clave para que eso ya no pase? Obviamente los cinco mandamientos que yo, una #foreveralone hecha y derecha recomienda para que no dejes que nadie te haga pensar que no mereces un tu derecho nato de ser mujer: Creer en los cuentos de hadas.

 

 

1.- Creo firmemente en los cuentos de hadas y no lo olvidaré nunca.

Por que las cosas sí pasan como lo imaginaste. Es cuestión de que no te conformes con lo que ves en el camino porque al salirte de la fila no llegas a las tortillas. ¿Capich?

 

2.- Romperán mi corazón pero no mis sueños.

Estamos a prueba y error y en el camino nuestro corazón sufrirá desperfectos que si sabemos aprovecharlos nos hacen crecer como personas, el error está en que un patán frío y desalmado nos haga pensar que el mandamiento uno es una estupidez. Lo es sólo para aquellas que permitan que el patán en cuestión se los haga creer. El amor mejor que el de Notebook está a la vuelta de la esquina. Menos para las que viven en glorietas, y dan vueltas y vueltas sobre el mismo patán.

 

3.- La primera vez que te engañen es su culpa, la segunda es la tuya.

¿Cuántas veces no insistimos sobre la misma persona tratando de terquearle a que él es el hombre de nuestra vida? Fíjate cómo actúa y lo alejado que está del mandamiento número uno, aléjate y cuéntaselo a quien más confianza le tengas.

 

4.- Obedezca las señales.

No hagas fantasías en medio de la realidad, la realidad tiene que ser una fantasía por sí misma. Si no te marca, si no te busca como tú quieres, si no te chiquea, obedece las señales, te está diciendo que es el ogro del cuento, y no precisamente Shrek. Shrek es bueno, él no.

 

5.- Ten paciencia, cuando la pierdas, ten más.

Obviamente no todo en la vida es esperar a que el galán en cuestión aparezca, tenemos mil y un cosas por hacer porque recuerda que para que el hombre de nuestra vida aparezca necesitamos tener una, así que vive. Es la mejor manera de que la impaciencia no toque a nuestra puerta.

 

En fin, lo sé, el camino es difícil por eso lo mejor que puedes hacer es creer, tener esperanza, tener confianza en que así será y obvio ponerte trucha y ser también una princesa guerrera que se pone al tiro y toma la iniciativa de vez en cuando, no estamos en contra de eso, pero si algún superpoder tenemos es nuestro instinto femenino, ese al que a veces nos hacemos sordas por conveniencia y terminamos con un interno “te lo dije”. Ya sé, todo esto parece una lucha pero ¿no dijo Pat Benatar que el amor era un campo de batalla? Creo que sí, una lucha por deshacernos de aquellos pitufos azules que se quieren llamar príncipes y nuestra vulnerabilidad nos hace caer ante ellos porque el verdadero no aparece. ¡Digamos no a los pitufos azules y sí a los hombres buenos que por tontas a veces no vemos! Y no es broma cuando digo que parece que los patanes están lanzando una publicidad de que los cuentos de hadas no existen para conquistarnos como fast food. ¡OLVIDENLO NIÑOS QUEREMOS NUESTRO MARIACHI!

 

¿Quién está conmigo?

 

17 Comentarios imprimir Imprimir

CUANDO PASASTE

 

Mi maestra de Escritura Creativa está intentándonos hacer escribir ficción. No se imaginen escribir cosas fantasiosas como crear seres con orejas alargadas y hadas, a ficción se refiere con salirnos de nuestro mundo y crear otras historias más allá de las mías. Dejar que viva un personaje llamado Laura que bajaba las escaleras cuando de pronto se topó a Luis y saludándolo como si fuera un día normal nunca se imaginó lo que él venía a decirle: Había embarazado a otra mujer. JA! No sé algo así.
            Así que en mi buscar salirme de mí misma y dejar que asesinatos y otros males pasen en mis textos me vi en la problemática de darme cuenta que soy una narcisista y diario hablo de mí.
            Esperando mejorar los dejo con mi primera tarea. Tenía que hacer un texto con 5 palabras que no le gustaran a un compañero del salón. A ver si descubren cuáles son. Y ojo, no se dejen llevar con la finta de que vengo llegando de París y por eso escribí de ese lugar porque el texto lo hice antes. Y lo comparto con la alegría de que cuando les pregunté que si les importaba si subía mis tareas tuve más likes de los que había pensado. Así que ahí va. Espero les gusten mis pininos de ficción.

DALE CLIC AQUÍ PARA LEER LA HISTORIA

http://www.lucialadeflor.com/2013/03/cuando-pasaste.html

0 Comentarios imprimir Imprimir

DE LA MANO… ¡NO ME SUELTES!

 

Me convertí en escritora, esas que creen que escriben, después, me caí de rodillas al darme cuenta de que el mundo está conectado y todos estamos tomados de la mano, todos, de alguna manera. De mañana alguien me escribe un inbox diciéndome que está triste, otro que le encantó mi escrito otra que no sabe si casarse o no. Me encuentro con historias suyas todos los días, más bonitas que las mías, y me siento sacerdote en un confesionario, mejor amiga en un café, psicóloga que no lo soy ni en un 1% y encuentro que al final de cuentas más que dar, recibo.

A veces leo experiencias de ustedes que me llegan a mis recuerdos personales y me ponen nostálgica, a veces me hacen mi día, a veces creo que me estoy volviendo loca.

 

¿En qué momento pasó todo? No lo sé pero no quiero detenerme, sólo pido paciencia. La verdad que me fue revelada de que todos estamos tomados de la mano ha sido uno de los milagros más hermosos que he descubierto por haber tenido la valentía de encuerar mis sentimientos en este mundo cibernético que me ha dado tantas cosas, si no pregúntenle a Shary Reyes. ¿Cómo lo hice? Tendiéndoles la mía. Al escribir les tendí mi mano a ver si alguien la tomaba. Porque todos nos sentimos solos, porque cuando me dicen “estoy triste” les contesto “yo también”. Porque todos hemos pasado por todos los sentimientos por lo que no es coincidencia cuando me dicen “me identifiqué contigo”.

Cuando alguien me escribe desesperanzado me da una ternura, me recuerda a mí, yo estaba en una etapa de mi vida muy desesperanzada. Y cuando alguien me dice que no pare de escribir, literal sus palabras se tatúan en mis desánimos y comienzo a cargarme de baterías que no eran mías y lo agradezco. Repito, estamos conectados.

Mi conexión de hoy fue con dos personas, tendí mi mano izquierda y me contestó Nash, nuestras almas se encontraron –sí, les da escalofríos de leer estas palabras tan cursis pero no me importa decirlo, así fue – entonces abro un mail con un escrito que la mamá de Karla le mandó y descubrí que me tendió la mano también. Así que mi mano izquierda estaba con Nash y la derecha con la mamá de Karla, quien desde hace trece años lucha contra el cáncer.

-       Mi mamá me dio un escrito que encontró y me dijo que quería compartirlo.

-       ¡Dámela! – Le dije a Karla – Entonces les soy sincera me dio miedo abrirla. Eran dos mails, uno sobre la carta de Facundo Cabral y otro sobre cómo se sentía venciendo el cáncer.

 

Hoy por la mañana lo hice y la conexión quedó perfecta, creo que la señora María de los Ángeles no sólo quiso compartir esto para ella, ni para sus hijos, creo que nos llega a todos. Porque repito, estamos conectados. Para ella es un sueño que esta carta se publique, para mi es un milagro que haya llegado a mis manos. La comparto y paso la pluma a esta gran mujer, que tiene una hija que me ha dado tantos momentos bonitos, pero este es de mis favoritos. Gracias a las dos, y gracias lectores por enseñarme tantas cosas, unas que todavía no comprendo.

 

Ama hasta convertirte en lo amado, ¡Es más! hasta convertirte en el amor.

De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido.

Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo. Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría, ni sufriste el más grande dolor.

Vacía la copa cada noche para que Dios te la llene de agua nueva en el nuevo día. Vive de instante en instante, porque eso es la vida. Me costó 50 años llegar hasta aquí, ¿cómo no gozar y respetar este momento?

No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la tierra. En la tranquilidad hay salud, como plenitud, dentro de uno, perdónate, acéptate, reconócete y ámate.

Recuerda que tienes que vivir contigo mismo, por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no desanimarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos; pero no los culpes, porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberaras de esas cadenas.

Si estas atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces será siempre nuevo. Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presento porque toda la vida está en cada instante.

¡Pero no digas NO PUEDO ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes! Si quieres recuperar la salud, ABANDONA la crítica, el resentimiento y la culpa, somos responsables de nuestras enfermedades.

PERDONA a todos y perdónate a ti mismo, no hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos.

Nada peor para la cabeza, y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea), que te hace juez y cómplice de lo que te disgusta; culpar a los demás es no Aceptar la responsabilidad de Nuestra vida, es distraerse de ella.

El bien y el mal viven dentro tuyo, alimenta más al bien para que sea el VENCEDOR cada vez que tengan que enfrentarse. Lo que llamamos problemas son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano.

NO TE QUEJES

Recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas, ya son ganancia.

Cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu Vida.

Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser, será y sucederá Naturalmente.

Facundo Cabral.

 

María de los Ángeles, te dedico esta canción, con todo mi corazón, la compuso Alberto Escobar, mi tío, coincidencias tan extrañas de la vida. Un abrazo.

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

AQUÍ LES DEJO UNA CARTA QUE ESCRIBIÓ ANTIER, EN EL HOSPITAL, LA MISMA SEÑORA, PARA ANIMAR A LAS PERSONAS QUE ESTAN LUCHANDO CONTRA EL CÁNCER.

 

GRACIAS

Dios mío por siempre escucharme, apoyándome y dándome mucha fuerza y fortaleza para sobrevivir a la enfermedad (cáncer) y perdóname por no aceptar tu voluntad cuando tuve negación, rencor y resentimiento hasta que me di cuenta de que tenía que aceptarla así como tu sufriste por salvarnos.

Les pido de corazón a todas esas personas que están pasando por lo mismo, no se venzan porque Dios está con todos nosotros, si oramos y le pedimos con fe.

Yo tengo 13 años luchando por mi salud y gracias al apoyo de mi familia, amigos y los doctores he logrado salir adelante.

Lo más importante es que si tu quieres puedes, recuerda que es tu fe la que te salvará, solo abre tu corazón y deja todo en manos del señor.

Busquen a la virgen, ella siempre te escucha como nuestra madre que es. Pide por los necesitados, por los que sufren, por los demás que están pasando por la misma situación o cualquier otra enfermedad.

Dios siempre está contigo, a veces el dolor tiene que ser compartido para ser comprendido, solamente hay que abrir una puerta para encontrar la respuesta desde el fondo de tu corazón.

Ama al señor y pídele perdón. Siempre tenemos que estar preparados para no caer en tentaciones o distracciones, cuando reces dilo fuerte y con el corazón. Recuerda que hay que dar gracias, no nada mas pedir.

No olvides que de cada persona que está a tu alrededor aprendes algo.

Bendiciones, salud y amor

María de los Angeles Hernández.

 

Más de Lucía la de Flor en : http://www.facebook.com/LuciaLaDeFlor

o @lucialadeflor

8 Comentarios imprimir Imprimir

¿Cómo NO perder a un hombre en diez días?

Lo que estás a punto de leer está avalado por seis años de foreveralonismo, resultado del trabajo duro de citas constantes que me llevaron a encontrar el amor. Con esa credibilidad te comparto la fórmula que me llevó a aceptar un deseo que pocas admitimos: No quiero estar sola. No es coincidencia que estés leyendo esto, así que pon el soundtrack de Dawson´s Creek y cámbiate el chip porque tal vez tu vida esté a punto de dar el giro que esperabas.

 

-o-o-o-

Okey, okey, lo conociste y te invitó a salir y hoy te levantaste con esa sonrisa letal que significa un ¿Será éste mi final feliz? ¿Después de tanto tiempo llegó a mí el amor? ¿Dios se apiadó de esta #foreveralone?

 

No lo sabemos, pero lo que sí echamos de ver es que te toca pasar al pizarrón y tendrás que dar lo mejor de ti y cuidar los tropezones, que un error puede ser irreversible.

 

Pero ¡OJO! Bien dicen que las mujeres podemos hacer varias cosas a la vez y ésta es tu oportunidad de demostrarlo, porque mientras estés en campaña, no deberás dejar de analizar si vale la pena que él sea el dueño de tus quincenas o no.

 

Pero antes de comenzar quiero decirte algo:

Amiga mía, que mueve los ojos leyendo esto y se ríe al leer esto y sigue moviendo los ojos, tú, tú bien sabes qué autosabotajes y traumas del pasado te hacen comportarte de una manera autodestructiva con tus citas del presente. Nadie mejor que tú conoce ese corazón que está dañado por amores que para bien o para mal te duelen. Así que como decía mi abuelita Flor, “Saca la casta mijita.” Domina tus emociones y trata de guardar tus nostalgias en un baúl porque es hora de darle la oportunidad al amor nuevo, ya que sólo las personas que tienen el valor para decir “adiós” son las que le dan oportunidad a un “hola” de llegar a sus vidas. Listo. Ya puedo dejarte con los diez puntos que me pidió Iván Pasillas, mi jefito de Quién.com que me dijo “¡Ándale Lucía! Para Solteros en la Mira, aviéntate algo así como… ‘¿Cómo no perder un hombre en diez días?’” y yo le digo “¿Para cuándo lo quieres?” y me dice “Viernes”. Hoy es viernes, son las once y apenas estoy a punto de darle send. Equis estoy guapa.

 

Los 10 puntos para NO perder a un hombre en diez días. ¡Ni nunca! Ready girls?

 

1. Domina tu imaginación y tus expectativas

 

Si en tu primera cita futureas sobre cómo sería tu vida con él… ¡Felicidades, eres mujer! Pero como ser humano podemos dominar nuestros pensamientos para que no lleguen a crear una pseudo realidad que nos haga estar planeando los invitados de la boda mientras él apenas está pensando “Que simpaticona…” Dale chance a que la relación avance a su ritmo, traza una línea entre la realidad y la imaginación y por favor, ya deja de jugar a la combinación de su apellido con el tuyo. Recuerda que existe una gran diferencia entre intuición femenina y forzar las cosas por aferrarte a que él sea el indicado.

 

2. Deja de repetir el título de “El amor de tu vida”

 como si fuera “El empleado del mes”

 

Eso te hace perder credibilidad con tus amigas, que no importa, ya te conocen como eres, pero de verdad, no es bueno regalar el mayor título de nobleza para un hombre en menos de 72 horas, ni siquiera en tu mente. Porque cuando pasa eso, maximizas cada detalle que hace y todo se sale de proporción, resolviéndole toda la conquista, un papel que a ellos les encanta hacer y si los dejas, lo hacen muy bien.

 

3. Tu mundo no se detiene.

 

Típico, quedas con una amiga  para ir al café pero si te marca el galán en turno, cancelas porque tienes que ir con tu crush… y tu amiga te lo celebra. Error frecuente en los solteros modernos de hoy en día. Y no estoy libre de pecado, yo he hecho lo mismo.

 

Está bien cooperar y no jugar a  hacerte la que tienes mil cosas que hacer, pero hay una línea muy delgada entre convertirlo eje de tu mundo y echarle ganas. Y el error es aún más grave cuando ni con anticipación habla y aún así accedemos. No descuidemos nuestra agenda, claro dándole espacio al nuevo galán. Espacio que no debe desplazar al de nosotras mismas.

4. Tu look, el currículum visual.

 

“Faldas, muchas faldas”, dijeron los hombres. “Sé tu misma en tu versión más clásica”, digo yo. Cuelga tus pantalones fosfo y aplaza ese peinado de tutorial que estás ensayando, estamos en campaña, keep it simple. En pocas palabras no innoves ni experimentes. (En mi primera cita se me ocurrió hacerme un fleco coqueto y en mis nervios me corté hasta la mitad de la frente… sí, mi novio se sigue burlando de eso.)

 

 

5. Temas propicios y temas prohibidos.

Olvídate de hablar de ex novios, traumas de la infancia, dinero, política, religión, cuánto ganamos o nuestros secretos íntimos. Él no es tu psicólogo ni tu confidente, ni tampoco tiene que conocer tu dark side a la primera. Si a tus amigas les asusta, imagínate a un extraño. Además, son tus secretos y aún no sabes si él sea de confiar. Si tienes la personalidad de “libro abierto” como la tengo yo, trata de hablar únicamente de tus puntos buenos y anécdotas que tengan finales felices. Ya después le dirás que te gusta coleccionar tarántulas o que de chiquita viste un fantasma. Temas propicios: su familia, su modus vivendi, lo que le gusta hacer…

 

6. Las Redes Sociales. Esa herramienta que te ayuda y te destruye.

 

Todos tenemos una experiencia por la cual besarle los pies al creador de Facebook o querer aniquilarlo. Así que hay que tener cuidado con esta nueva opción para los solteros contemporáneos. Cuando son tus primeras citas las reglas son fáciles: Inbox sí, muro no, whatsapp sí, pero no al punto de que las llamadas desaparezcan. ¿Fotos? Sólo si al responderte la pregunta “¿Para qué?” encuentras un sabio motivo. Confío en tu juicio.

 

7. Contacto físico, ¿qué tanto es tantito?

 

No justifiques tus contactos físicos en extremo por el hecho de que no habías tenido a un hombre en tus brazos desde el verano del 97. Repito, no es justificación. Si quieres a este niño para que sea tu novio, deja tu instinto pasional para tus noches con ‘50 shades of Grey’.  Pasando las citas un beso es permitido y necesario para descubrir si hay química, pero no pases de eso, recuerda que si no buscas un free no debes mandarle el mensaje equivocado, fin de la discusión. Comienza por contactos tiernos, ya se pondrán wild después, eso dicen las abuelitas y  mira que bien les ha ido.

 

Una vez alguien me dijo que el contacto físico debería crecer a la par del contacto espiritual y creo que es una buena filosofía, pero si te llegas a pasar de lanza, por el amor de Dios, evita decirle “Nunca había hecho eso.”¡Nunca! No quieras justificar tus instintos y después disfrazarte de niña que hace brownies y toma catecismo. No les importa, ellos están creando su concepto de ti, les aclares o no.

 

8. No lo involucres con tu mundo… tanto.

 

Si se casa tu hermana la siguiente semana, si es navidad, si te gradúas. Son momentos especiales para ti y tal vez él pueda ser la mejor pareja del mundo, pero tal vez no. No vamos a poner en jeopardy un evento tan importante. Punto, no pasa nada si lo ves al día siguiente. Acuérdate que estás muy emocionada por salir con él y tu filtro de intuición no está tan cuerdo ya que el amor es puro corazón. Disfruta de esos momentos familiares que y si él le hecha ganas, después será parte de ellos. Además, sólo lo comprometes presentándole a toda tu familia a tu abuelita y a tu perro.

 

Otra cosa, si a todo mundo le dices que estás saliendo con él y que ya lo amas en secreto, él lo notará en tus familiares o amigas con miraditas y codazos, pero entiéndelo, tus amigas no son actrices y las tías son imprudentes por convicción, así que keep calm and keep the secret.

 

 

9. Ofrécele el beneficio de la duda.

 

Si te dijeron que era un mujeriego, un patán, un codo o demás cosas que averiguan tus amigas por defenderte, acata todos sus consejos que por algo te lo dicen, pero ofrécele el beneficio de la duda, a menos que comience a demostrar lo contrario. ¿O qué? ¿Acaso tú no te pasaste de copas una vez en un bar y alguien pensó que eras una borracha, o te vió besándote en Playa del Carmen con un italiano y pensó que eres una easy woman? ¡Y sabes que no eres ninguna de esas dos cosas! Estabas dándote tu segundo aire de soltera. Así que comienza una comunicación directa con él, sin provocar triangular nada. Así deben de ser las relaciones. Por qué no comenzar con promocionar ese tipo de actitudes. Todos merecemos una oportunidad. Todos menos Hugh Hefner, él es un vulgar.

 

10. Por favor, no pongas las cartas sobre la mesa.

 

¿Qué somos? ¿Hacia dónde vamos? Son preguntas que estratégicamente debes evitar lo más posible. Es equivalentemente proporcional al “¿A qué hora vas a limpiar tu cuarto?” de tu mamá justo cuando ibas a hacerlo. Deja que él proponga. Aquí afecta mucho si te diste unos besos de más y terminaste creando un ambiente de “frees”, porque lo pones en una situación muy cómoda en la que él no necesita nada más. Si es el caso, háblalo, no tengas miedo. Pero si apenas están saliendo y él está echándole ganas, no exijas el título. Ya se le ocurrirá la manera más hermosa de formalizar. Porque eso de que “en estos tiempos ya no se usa” es un invento de los hombres cobardes para saltarse el paso. Créanme.

 

-o-o-o-

 

Pues bueno, manos a la obra, y un beso a todos y crean en el amor y no pierdan el tiempo con quien no está dispuesto a darles lo que soñaron, cursi pero ¿qué mujer no quiere cursi en su vida? Ya lo dijo Julia Roberts en Mujer Bonita “I want my fary tale!”  O como dice mi hermana: Más gordas se han casado.

¡Ah! Y un punto súper importante – Gracias Carlitos Cedillo por tu aportación -  Alcohol sí, pero hay una línea muy delgada entre Martha Debayle y Gloria Trevi. Reggeaton sólo si eres una Kardashian y la confianza se gana, no eructes ni te acomodes el calzón a los 5 días, ni nunca ¿si te acuerdas por qué Cameron Diaz sigue soltera? ¡Hasta la vista girls!

 

 

¿Más de Lucía la de Flor?

@lucialadeflor

http://www.facebook.com/LuciaLaDeFlor

RECOMENDACIÓN PARA LAS QUE TODAVÍA NO OLVIDAN UN VIEJO AMOR

¿Cómo desenamorarte en 5 pasos?

http://blogs.quien.com/lucia-la-tapatia/2012/05/30/%C2%A1desenamorate-ya/

 

 

33 Comentarios imprimir Imprimir

Hola 2013

 

He tratado de escribir y no puedo… o no quiero, o no tengo ordenadas las ideas y de por sí “ordenadas” las escribo como niño que regresa corriendo a contarle algo a su mamá y entre el aliento y la emoción no se entiende nada…. Pero aquí voy una vez más… ¡Bienvenido 2013!

 

 

Terminó el mejor año de mi vida. ¡De mi vida dije! Y aunque el pasado parezca insuperable… mi corazón dice que este será todavía mejor.

 

Y es que en el 2012 me fui como gorda en tobogán realizando mi más grande sueño: Publicar un libro. Fueron altibajos en la insistencia por verlo realizado que una catarata de sentimientos encontrados habitaba en mí y no sabía como acomodar tanta cosa en mi corazón. Lo que se me venía a la mente era escribirlas pero pasaban los días y mi compu y yo no producíamos ningún documento de Word.

 

Presentaciones de libro, viajes, conocer a mis lectores, entrevistas… me sentía feliz, pero también me sabía una niña asustada en el súper cuando no encuentra a su mamá, una adolescente en semestrales, una novia entrando al altar, un actor detrás del telón viendo como se abre… Muchos pensamientos tontos de “Tengo que hacer esto pero no quiero… pero sí quiero pero tengo nervios…” Todos atrapados en una burbuja que se reventó para por fin enseñar a los demás lo que tenía preparado a ver si les gustaba… y asustadita aparecí.
Entre presiones y el desorden ordenado de mi vida seguí en el camino sin preguntarme nada. Como cuando estás en la corredora del gym y ya no sigues tu ritmo sino el de la máquina. No sabía exactamente qué estaba pasando pero sentía que no debía detenerme. Intentaba recordar con qué herramientas contaba porque el camino me estaba pareciendo desconocido y no quería tropezarme.

 

Todo me parecía más claro cuando en algunas presentaciones, al empezar a hablar veía cara de mis amigas, o gente desconocida que con el mayor respeto me escuchaban… pero sobre todo, cuando posaba los ojos en mi familia, la que entendía cada una de las cosas que decía porque las vivieron conmigo. Entonces seguía más segura de que no importaba nada mas que sacar la casta e irme por todas las canicas, buscando quitarme máscaras que me hubiera puesto en el camino por insegura.

 

Y es que los que me conocen saben que no me para el pico pero cuando tenía una presentación me entraban unos nervios inconsolables que parecía la niña con lentes mas geek del salón, esa que le hacen bullying, pasando con todo el miedo más grande de su vida al pizarrón, y aunque sabía perfectamente la respuesta, tenía pavor de decirla e incluso sabiéndolo dudaba si era la correcta.

 

Pero por una extraña razón cuando empezaba a hablar sentía como si alguien se hubiera apoderado de mí tomando el micrófono, y mi niña interior se asomaba por mis ojos viendo al público, escondidita mientras hablaba aquella mujer que no reconocía. Y así fue como comencé a asimilar lo que estaba pasando: había realizado un sueño y debía responder a las consecuencias… es por eso que no podía detenerme.

Y entonces entendí que the show must go on. Y me asustó la idea de: ¿Y qué hay si me quiero parar? Sabía que no quería pero quería tener la opción porque parecía no tenerla, pero me dí cuenta de que no tenía la opción de detenerme porque no quería detenerme, no porque no pudiera.

 

Así terminaba con un día y al final veía que había sido algo bueno, y luego otro y otro. Algunos tenía entrevistas y me ponía nerviosa, me daba risa ver a la reportera porque como ese es mi trabajo y ahora era al revés, me daba “ricita” con c de cañon.

 

 

También fui a unos programas de TV en DF, donde me sentí “al desnudo” porque para empezar había olvidado mi make up en Guadalajara por las prisas de haberme despertado a las cinco para alcanzar el avión – y no dormí nada porque le llevaron mariachi a la vecina – Así que sentí que pasaron milésimas de segundo en lo que me levanté y me pusieron el micrófono y estaba contestando de por qué había escrito mi libro y otras preguntas que me hicieron hacer consciente todo el camino que había recorrido. En mi mente decía “hayyyy gooooeiii”. Salí de los programas, me reuní con mi escritora en un restaurante de moda y ahí fue cuando el pánico llegó a su máxima expresión: Un ataque de falta de oxígeno cuando había un pastel que decía “felicidades por tu libro”. Ahí supe “ahhh, escribí un libro” Había estado tan inmersa en cumplir mi sueño que se me había olvidado que el resultado estaba frente a mí.

 

¿Y ahora qué? Me sentía feliz, pero me sentía sola y a la vez me sentía rodeada de felicitaciones. Es extraño como a veces en la multitud conoces la soledad. Sabía que conducía un tren que había creado con la ayuda de todos pero que al final de cuentas era la responsable y guía de hacia donde iba todo esto, y el estrés entró a mi vida, estaba dispersa, ida, pero seguía, como en automático. Lo que me daba energías era conocerlos… a Paloma llegando puntual en la FIL y pude decirle que estaba muy nerviosa… a Montse en Querétaro que me platicó toda su proeza para llegar,  todo junto con Manuel con quien también pude platicar mucho. Mi prima Lore Vargas que ya había terminado mi libro y me organizó para estar en varios lugares en pocos días.

 

Así, mis nervios y ganas de detenerme y la certeza de saber que estaba caminando por el sendero correcto se peleaban en las noches cuando no podía dormir de la emoción y del susto. De las ideas para hacerte llegar el libro, de la rutina y deberes que no debía descuidar, de la tranquilidad que necesitaba encontrar para poder escribir un discurso… y un vaivén de hechos y sentimientos que te cuento hasta ahora, aquí, donde me refugié al fin contigo, donde siempre nos encontramos.

 

Es raro cuando cumples un sueño. Es algo así como el tío de Spiderman que le dice “A grandes dones corresponden grandes responsabilidades” cambio la palabra dones por sueños y entonces obtengo mi situación actual. ¿Qué me queda? Afrontar y disfrutar las consecuencias, el hecho de que al haberme compartido la gente pueda amarme o juzgarme. A que no tenga tanto tiempo libre, a que no los venda tan rápido como creí, a que esto a que el otro y un sin fin de pensamientos negativos que no ayudan en nada.

 

Pero lo que puedo decir que aprendí de todo esto es que somos nuestras propias dificultades, nosotros decidimos hasta donde los pretextos cuentan y destruyen las buenas ideas. Excusas siempre sobran… barreras psicológicas como el hecho de pensar en el qué pensarán, inseguridades como decir ¿por qué yo ganaré? ¿Por qué me darán a mí el empleo? Y mil y un inseguridades que no hacen más que ponernos en último lugar ante la posibilidad de abrirle los brazos a algo que fue hecho para nosotros: la abundancia.

 

El miedo de obtener éxito por miedo a caer y que el golpe sea más duro existe. La idea de pensar que tenemos que pagar por recibir el bien también es falso. La gente, la vida, los días nos dan tantas cosas gratis y a manos llenas pero malamente estamos acostumbrados creer que no merecemos nada de eso o que al menos tenemos que pagar algo para recibirlo.

Preferimos muchas veces entregarnos a la flojera que adquirir las responsabilidades que conlleva tener lo que quieres. La deliciosa zona de confort que no queremos abandonar, el ingrato don del ocio, de pensárnosla para avanzar, de tener todo fríamente calculado y al decidir que nuestro siguiente paso es una buena opción, calculamos de nuevo y así hasta el infinito de lo irrealizable, de los sueños que quedan en hubieras y conquistas que no permitiste que fueran tuyas. Que no permití que fueran mías. ¿Por qué? Porque el ser humano tiene miedo a los cambios, preferimos el malo por conocido que el bueno por conocer, preferimos el mal mecanismo que aprendimos de la vida olvidarnos de todas aquellas fórmulas falsas que hemos adoptado, todas esas tontas ideas que se convirtieron en leyes en nuestro corazón porque salió herido y engañosamente nos dictan que no debemos ser tan impulsivos, no debemos enamorarnos tan rápido, no debemos creer en que obtendremos algo porque la suerte es para otros o porque es mejor vivir esta rutina que tenemos aunque no queremos, que entregarnos a la aventura de lo nuevo. Entonces, ¿Para qué recibir el año nuevo con alegría? Deberíamos estar muertos de miedo.

 

Por eso digo que… si este año me fue bien atreviéndome a ser yo, con todo lo que esto implica, a subir los escalones de lo desconocido, a atreverme a abrir el corazón – porque en el camino de escribir y publicar conocí a un lector del que hoy estoy “encontradamente enamorada” porque no me siento perdida – tal vez no sea tan malo atrevernos a realizar nuestros sueños, tal vez no sea tan malo creer, tal vez es hora de dejar de decir “hay ajá” y pensar “sí se puede” como muchos Mexicanos alguna vez gritamos.

 

Y claro que todo eso implica una “chinga” literal – no hay palabra que lo describa mejor – y en el camino te encontrarás con cosas que no quieres pero debes hacer y aprender y desvelarte y quedarte en casa en vez de irte de fiesta, y leer, y corregir y aceptar y volver a insistir, pero al final, cuando menos te das cuenta, como yo, tienes el producto en tus manos y te conviertes en una de las benditas personas que saben llorar de la felicidad.

¿Qué sería de nosotros si el miedo y los falsos patrones aprendidos no existiera en nosotros? ¿Dónde estaríamos? Tal vez el 2013 sea el momento, porque al final de cuentas siempre es el momento para hacer las cosas ¿no? Te deseo que este año que empieza logres todo lo que te propongas y te des cuenta de que al hacerlo te queda ese sentimiento de devolver todo el amor que la vida te da cuando decides amarla.

 

 

Gracias por leer.

Les comparto mis fotos y videos de mis “tours” jajaj espero les gusten

Imagen de previsualización de YouTube

 Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

Presentación en la Feria del Libro en Guadalajara

http://www.facebook.com/media/set/?set=a.313450832104236.76929.184977254951595&type=3

 Primera gira del libro en DF

http://www.facebook.com/media/set/?set=a.287043311411655.68212.184977254951595&type=3

¡Lectores a la vista! Estas fueron las primeras personas que me compraron el libro.

 http://www.facebook.com/media/set/?set=a.292061650909821.69988.184977254951595&type=3

Mi primera entrevista…

http://www.ka-volta.com/voltaismo/cuando-fue-la-ultima-vez-que-hiciste-algo-por-primera-vez

7 Comentarios imprimir Imprimir

EL ESPÍRITU DE LA FERIA DEL LIBRO

 

Si les contara, estoy viviendo una cascada de emociones, cae una sobre otra y tratando de describirlo mejor, el pecho se siente como más caliente, la mente se inspira, los ojos se ponen con poquita agüita y también nacen nervios incomprensibles. ¿Que qué hago? Reportear en la Feria de Libro. ¿Qué encuentro? Inspiración, lectores, autores, amantes de la música, gente de todas partes del mundo, niños que corren en los pasillos y todo eso engloba el espíritu de la Feria, esa que tiene alma, esa que organizan un grupo de mujeres donde Nubia Macías está al mando, esos kilómetros cuadrados de magia, trabajo de millones de autores que buscan la oportunidad de ser descubiertos…

 

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=fcZQnkLJ5lw

Imagen de previsualización de YouTube

sigan mi página http://www.facebook.com/LuciaLaDeFlor

y mi twitter @lucialadeflor

Los sueños son la semilla, regarlos y hacer que florezcan depende de ti. ¡DE TI DIJE!

 

Impresionante ver sentada a Lorena Ochoa presentando, hablando de los errores y la dosis de humildad que se aprende con ellos, de los aciertos y la gran victoria que se tiene cuando se atreve a tomar decisiones. De estar sola, la soledad y los tiempos difíciles… en fin, la escuchaba y no podía dejar de pensar en todas las cosas que ella pasó mientras los espectadores sólo preguntaban ¿Por qué te saliste del golf? Ella sonrió… y dijo unas palabras que se me quedaron guardadas en el alma.

 

-       Quiero ser recordada, además de golfista, como una madre, como una amiga, recordada como una mujer, esposa y estos años fueron tan intensos que no sería posible llevar una vida entera así…

 

Después de ella me encontré con un libro negro de colores… es decir, un libro que le explica a los ciegos cómo se sienten los colores… los compara con sabores y texturas y no pude no comprarlo. Seguía caminando por los pasillos cuando más estaba harta porque traía tacones y ya no aguantaba y me estaba haciendo pis, un hombre chaparro me dice “¿Puedo leerte un texto?”  Con el libro ya abierto le dije “Vengo de reportera, no estoy aquí como civil para disfrutar…” después mi corazón me regañó ¿Cómo de que no? Una reportera debe de vivir los dos lados de la FIL, entonces comenzó a leer:

 

Había una vez un león que se quería comer a una luciérnaga… la perseguía por todos lados y… el resto de la historia la tengo en mi casa, le compré el libro.

 

Gente de todos lados, eminencias que se mueven en los pasillos y nadie lo nota porque como autores sólo los leen pero no conocen su físico. Niños en los pabellones infantiles que tienen permiso de gritar y correr. Un puesto de los libros más pequeños del mundo y el hermoso pabellón de Chile con jóvenes sentados escuchando a un grupo de rock responderles todas sus preguntas.

 

Se siente el espíritu de la FIL como el de la navidad con todas sus tradiciones… algo así es como describí que me sentía. Y entonces conozco a autores y me dicen ¿Y tú qué haces? Y entonces me acuerdo de la fila de las acreditaciones un día antes de que empezara FIL.

 

-       ¿Cómo te vas a registrar? ¿Como autora o como reportera?

 

Y eso me remontó al año pasado, cuando al entrevistar a tantos autores, ver que les entregaban premios y gente se formaba para tener su autógrafo, sentí lo mismo que el párrafo uno de este escrito, caliente el pecho, el corazón late más rápido y la agüita de los ojos. “Un día voy a estar ahí”.

 

 

 

Ahora estoy nerviosa por el domingo, presento mi libro, he visto mails, mensajes en Facebook que dónde está mi editorial entre tantos pasillos. No hay, sólo estaré el domingo a las 3:30 en el salón José Luis Martínez en la planta alta – en el centro de negocios arriba del área de comida.  Platicaré con ustedes – con un discurso que me tiene nerviosa porque aunque mi corazón ya sabe qué decir, mi mente no ha ordenado tantas ideas – y habrá tiempo de preguntas y respuestas y después venderé unos minutos afuera. Después habrá firma de autógrafos en el salón de la poesía – a unos metros de dónde lo presenté – y ahí habrá una cata mientras firmo los autógrafos y también vendo libros a las 7:30pm.

En fin, estoy hecha bolas pero ya quiero verlos, este blog es sólo para decirles que he estado “del tingo al tango” como dicen las mamás, y en friega como digo yo. Espero que toda esta inspiración que recibo de personas tan talentosas que estoy entrevistando me sirva como la del año pasado me sirvió para estar presentando libro en la FIL este año.

 

Cualquier duda que tengan háganmela saber, los quiero conocer. Si me ven nerviosa en el micrófono es porque tengo muchos sentimientos encontrados, no soy tímida pero de repente me agarra el “no sé qué”. Los quiero.

 

Diana Kennedy, traída desde Canadá a México por el amor de un hombre, pero se quedó aquí por el amor a la cocina mexicana. “Yo aprendí a hacer desde el pan, conocí todas las recetas, viajé por cada rincón para descubrir el mejor sabor, en cada receta viene la historia de cómo hice el libro, tienen que comprar…”

Cena en casa de Raúl Padilla llena de personalidades, escritores, cantantes, actores… aquí estoy con Rubén Padilla, un amigo desde hace muchos años que se encarga de todo lo relacionado con la Feria del Libro, siempre me dice qué personaje no puedo dejar de entrevistar, qué eventos son los mejores y sobre todo pasamos un rato muy bonito, el año pasado jugamos “caricaturas” con escritores de más de diez países… y luego me decían “Oye, perdón que te pregunte, no sé quién eres…” – se apenaban de que yo pudiera ser alguien famosa y no reconocen –  yo les decía “no tienes que saberlo, yo vengo de reportera… ” y se reían.

Ahí nos vemos hermosos, tengo muchos nervios pero muchas ganas de que sea domingo.

6 Comentarios imprimir Imprimir

¡LLEGÓ LA FERIA DEL LIBRO!

 

Listos para el carnaval cultural, el momento de los abrazos, de las dedicatorias y estar en medio de tanta gente y ver el entusiasmo y el momento de magia de estar dentro de la feria  ¡IRREMPLAZABLE! – Es una bomba de dinamita en la cabeza, es conmovedor y estimulante… – LA FERIA MÁS IMPORTANTE DEL MUNDO DE NUESTRA LENGUA Y LA MÁS ALEGRE TAMBIÉN – Donde los lectores y los autores se seguirán encontrando…. 

 

Los dejo con un video muy inspirador sobre la feria del libro. De verdad que vivir esta fiesta como dicen ahí, es inolvidable y una página que explica los diez eventos que no te puedes perder de la feria.

 

 

 

10 COSAS QUE NO TE PUEDES PERDER DE LA FERIA DEL LIBRO 2012

http://spanish.china.org.cn/international/txt/2012-11/15/content_27120751.htm

Si se agregaran las 11 cosas, pues ir a la presentación de mi libro LUCÍA LA DE FLOR el 2 de diciembre a las tres y media de la tarde… :)

 

PARA MÁS INFORMACIÓN DE MI LIBRO SIGAN MI PÁGINA DE FACEBOOK

http://www.facebook.com/LuciaLaDeFlor

 

Para más información está la página oficial FIL

http://www.fil.com.mx/

 

Los dejo con la columna que hice sobre Jorge Bucay y su hijo Demián el año pasado en FIL2011

http://blogs.quien.com/lucia-la-tapatia/2011/12/14/bucay/

 

Y la entrevista con Guadalupe Loaeza esa misma ocasión

http://blogs.quien.com/lucia-la-tapatia/2011/12/09/loaeza/

 

1 Comentarios imprimir Imprimir


Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de quien.com son responsabilidad única de sus autores y no representan el punto de vista del sitio ni de Grupo Expansión.

  • Total que la cigüeña me depositó estratégicamente en Guadalajara y yo feliz. Soñé con ser reportera y ahora sé de Quién. ¿Tortas ahogadas? El día que quieras y con mucho chile. ¿La última vez que estuve emocionada? Hoy. Hoy y cada vez que escriba para ti.